Servir

bisoing-13Empezamos la degustación con la especialidad – tocino ahumado o zaseka BioSing , que tiernamente despierta y estimula nuestras papilas del paladar y así nos prepara para continuar a saborear, que debe, o por lo menos se recomienda, hacerse en combinación o sea unión con vinos de altísima calidad.

Nuestra aventura continua con el choricito, que nos saca por sorpresa el sabor genuino, natural, suave y abierto de carne madura.

Ya nos esperan los gemelos de salame, el primero, en combinación de cerdo y vaca, y el otro con combinación de cerdo y de venado. Los dos salames destacan la integración del aroma primario, de fermentación, con las notas de plena madurez, que se estaban formando durante el proceso de maduración prologada. Este pinchazo, o sea, su nota reconocible, que se encuentra en las creaciones de BioSing, se forma, entre otros, también gracias a la bodega subterránea, que respira y recoge o sea absorbe el microclima, creado por los salamis. En esta historia desempeñan un papel importante también cinco procesos bioquímicos clave: proteólisis, lipolisis, autooxidación, penetración de moho noble hif hasta el relleno y la maduración del moho noble.

Los productos de estos procesos son, entre otros también (nitrógeno libre, aminoácidos, ácidos de grasa, glicerol, minerales,..), que son portadores clave de aromas positivas, pero tienen efecto positivo solo en concentraciones menores, y esto es muy difícil de coger o de acertar. Pero cuando logramos a hacerlo, nos recompensa o, mejor dicho, os recompensa con un aroma todavía más complejo, plenamente maduro y armónico, que da a las creaciones BioSing una calidad excepcional, noble y de premio, con lo cual se asegura a nuestro producto un altísimo valor añadido, junto a diferentes y nuevas dimensiones.

Este proceso lleva el nombre G-LINEA; porque la letra G simboliza y podemos reconocerla como Gourmet, Gastronomía, y sobre todo como punto G (sensorial).

En las personas de sexo femenino, este punto todavía no fue encontrado, aunque lo estamos buscando todos nosotros. Durante la degustación de las creaciones BioSing, este famoso punto G (sensorial) os encuentra él solo, o sea, lo percibe vuestro laboratorio organoléptico – la cavidad bucal, que es el instrumento más preciso o sea más sensible de medición.

La historia del plato de degustación SERVIR BioSing la completamos con tocino ahumado, con una integración según la inspiración del cocinero, que, debido a su intensidad, puede recubrir los sabores y aromas anteriores.

Os deseamos una experiencia inolvidable, con el descubrimiento de la esencia de los sabores y aromas, que se esconden en las creaciones BioSing y en todo caso entusiasmarán todas vuestras sensaciones.

Más detalles clave sobre las creaciones BioSing se encuentran en el enlace historia.slika-klobaska_563px